Saltar al contenido

INICIO

Aliaga

Se ha deshecho el camino a mis pies,						            no hay surcos, ni rayas,								                   ni huellas caminantes, ni suelos alargados					                 por las marcas de lluvia.
																			                            Me rodea un rebaño de aliagas fantasmas,					               unas enraizadas, otras voladoras,						                       aliagas mensajeras, bailarinas,						                espectros secos de este desconocido páramo que me encierra.
¿Estoy ya en mi patria?								              Debo marcar las lindes de mi casa.						                   Y las aliagas callan, todo se calla.
…
Acampado en esta tierra								               cuatro horizontes idénticos me acorralan,					              fue un poema equivocado,						                                    quizás tenga que escribirme otra vida,					                  repudiar otro Dios...
...
Aliaga, VIII, Iliria
                                                                                                                                                        

Presentación

Hola, soy Miguel Ferrando, poeta, cantante clásico, escritor y quiero comenzar este blog sobre literatura y arte para compartir con todos un rincón de versos, ideas, cuentos o reflexiones literarias que se aparte del maremágnum de los contenidos habituales y nos permita deambular, sin ton ni son, por caminos de palabras y músicas, para ensimismarnos, indignarnos, para jugar o para elucubrar tramas que despisten los relatos oficiales, para interactuar y crear pequeños núcleos de resistencia.

         He llamado al Blog ILIRIA, como a mi primer libro de poemas, un libro de versos caminantes, un itinerario de huida y de regreso justo a la orilla de los imperios, por una región de barrancos y valles habitada por los dioses y los monstruos, por los profetas y los héroes, que un día se escaparon de sus teologías originales y vagan como niños sin saber bien lo que hacer. Empezaré cada publicación con unos pocos versos de cada uno de los 80 poemas del libro, empezando con las primeras estrofas del poema que escribí a modo de prefacio.

La primera vida de Ariadna. Episodio 9

A nadie le gusta que le culpen de matar a nadie, a nadie, ni siquiera de matar a un amigo, a una rel…

La primera vida de Ariadna, Episodio 8

La abuela Una tarde de visita, era un sábado de una primavera nublosa, irían caminando a casa de la …

CUENTOS PARA NIÑOS DECONSTRUIDOS

NUEVO LIBRO, POR FIN EN VENTA Estoy feliz de presentaros por fin esta colección de cuentos, son hist…

La primera vida de Ariadna. Episodio 7

«No tendría que ser tan difícil, no, aquella familia era un manada de ñus, nadie hacía otra cosa que…

FRANCISCO DE ALDANA.

En fin, Montano, el que temiendo espera y velando ama, sólo éste prevale en la estrecha, de Dios, ci…

12 comentarios en «INICIO»

  1. En hora buena Miguel! Gracias por compartir tu vida….. interior, en la que seguro, muchos nos vamos a encontrar.
    Preciosos, por no saber que decir, los versos con que inicias el blog.
    Esta primavera de astenia, me hacía volver a unos versos juveniles:
    Me gusta vivir!
    Pero me canso,
    tantas cosas por hacer,
    tantos años que agotar
    y yo con esta indolencia mía arrebatada a saltos
    justificando en un día
    la ausencia de años

  2. Fantástica idea .
    Es un placer , poder disfrutar de tu blog . También descubrir a otros escritores y conocer más a fondo tu trayectoria artística en todas sus facetas .
    He pasado veladas muy gratificantes
    y aprendido mucho con tus clases de lírica. Siempre sabían a poco.
    Escuchar tus conciertos un placer para los sentidos y recordarte en óperas en el Teatro Real todo un lujo de emoción contenida.
    ¡¡¡Gracias !!!!!

    1. Pero qué agradecida que eres Elena, muchas gracias, la verdad que nos lo pasamos muy bien hablando de música, o cantando para vosotros, o dirigiendo a mis chicos, tenemos que volver a todo eso, ahora además tenemos libros y versos para compartir.

      Espero seguir viéndote por aquí y por otros sitios, y gracias por difundir el Blog, tenemos que llevar un poco de poesía a cada rincón. Un beso.

  3. Muchas gracias por compartir este espacio literario con todos nosotros.
    Hermosos y encriptados versos, los de inicio de tu blog.

    Ya que quieres fertilidad esta primavera, os comparto mis versos escritos a la carrera en el coche, en un papelillo el 21 de marzo:

    Primavera.
    Los esqueletos de los árboles muertos
    Resucitan
    Al beso de la luz.

    Reverdecen alegres
    los tímidos tilos
    Visitados por urracas y mirlos.

    Los algarrobos ignoran la luz;
    cierran sus ojos llorosos
    con unas tristes vainas secas aún colgando
    de sus ramas desnudas…

    Prolongan el invierno,
    llanto cristalizado,
    y ningún ave osa
    perturbar ese duelo.

    Inexperto, el sol de marzo
    acaricia sin piedad:
    ¡Despierta ya, algarrobo!
    ¡Saca tus hojas vivas
    y deja ya caer
    tus negras vainas muertas!

  4. Cada día me sorprendes más María, unos versos muy bonitos, esa afición al algarrobo delata tus veranos en Altea, nuestro árbol totémico, nuestro pequeño baobab.

    Los versos del principio pertenecen al preludio de mi libro ILIRIA, sólo quedan 80 poemas más, pondré un poco de cada uno en cada publicación, a ver si te dejan de parecer encriptados, presumo que no…, todo el mundo sabe que las palabras se cruzan y las piedras se callan, ¿no? El poemario es una especie de road movie, un camino en círculos, quizás.

    Me gusta eso de que ninguna ave osa//perturbar ese duelo.

  5. Hola de nuevo!
    Siguiendo mi relato poético primaveral, os comparto los versos del 31 de Marzo:

    Subo la persiana.
    El árbol del amor ha florecido.
    Sus flores color magenta
    son promesas audaces que caerán
    empujadas por las verdes hojas
    con forma de corazón roto.

    Veo salpicaduras
    de amapolas tempranas,
    (Sorpresas rojas ,manchas de sangre en el pañuelo de Mimí…)

    Y unas pequeñas flores amarillas
    que reniegan de esas hipis,
    y no se acercan a ellas…
    quizá por ser opiáceas…
    quizá por sus chillidos bermellón.

    Muchos árboles despiertan,
    y responden al beso de la luz
    con su tierno verdor recién brotado…
    Sólo los algarrobos
    negros, tozudos, yertos,
    permanecen en su profundo sueño
    con las secas vainas negras colgando,
    ( tan vacías,
    como una vida sin amor…)

    Y los álamos blancos continúan
    con sus brazos alzados hacia el cielo,
    clamando en muda oración
    con sus ramas desnudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *